Mudanzas Zaragoza

Mudanzas Zaragoza

¿Cómo identificar si una empresa de mudanzas es legal o pirata? Es una inquietud que ronda cuando toca contratar a una compañía para trasladar muebles dentro o fuera de una región.

La legalidad es lo que avala un servicio correcto y la posibilidad de plantear un reclamo o exigir compensaciones si fuese necesario.

Cuando optamos por “organizaciones” sin ningún tipo de registro, corremos el riesgo de perder pertenencias o que se desentiendan si en el trayecto ocurre algún incidente.

Los profesionales de mudanzas-zaragoza.com cumplen cabalmente con los requisitos para presentarse como una empresa legalmente constituida, con buena reputación y distinguida del resto, pues así lo refieren sus mejores publicistas: los clientes.

Así trabaja una buena empresa de mudanza

Hay aspectos básicos para que estos negocios generan confianza. Uno de ellos es la presencia en internet. Las páginas web que detallan, además de lo que ofrecen, dirección, teléfonos y cualquier otra forma de contacto, así como las opiniones de los clientes, reflejan seriedad.

Mudanzas Zaragoza también sugiere prestar atención al presupuesto y cómo lo arman. Un proveedor que diga cuánto cobrará sin visitar el sitio y mucho menos saber la cantidad de objetos a movilizar, no es de fiar.

Lo adecuado es que vaya hasta el lugar donde están los muebles y verifique cuáles son, constate si es casa o edificio, si se ocupará del embalaje y otros factores que cruciales para ofrecer un presupuesto lo más apegado a la realidad, así evitará sorpresas al contratante y el negocio cerrará en buenos términos.

Descarte las compañías piratas

Actualmente sobran las compañías que ayudan a mudarse, aligerando las cargas al cliente; precisamente el auge de este tipo de empresas dio paso a algunas ilegales que plantean tarifas más económicas como enganche.

El problema es que incumplen normas, los trabajadores no son expertos, evaden impuestos, ponen en riesgo sus pertenencias y eluden el derecho a reclamar, generando que el ahorro de unos cuantos euros al final resulte más caro.

Mudanzas Zaragoza exhorta a estar pendientes de estas empresas que, generalmente, carecen de anuncios formales colgando los que tienen en postes, paredes o mobiliario urbano; tampoco desglosan presupuestos y prefieren calcular precios sin siquiera ver el volumen de carga o cuánto trayecto recorrerán.

Los “piratas” de las mudanzas tampoco cuentan con vehículos ni herramientas que garanticen el buen traslado de sus cosas y se dedican a otras actividades en paralelo. Esté atento y no caiga en sus redes.

Portes y mudanzas

Conoce las ventajas de los portes y mudanzas

Los portes se consideran mudanzas más pequeñas, mientras que las mudanzas como tal se refieren a trasladar gran cantidad de objetos. De allí viene la diferencia entre estos términos.

Por ejemplo, en la remodelación de la sala de su casa cambiará de muebles, lámparas y cuadros. Para movilizar los que traerá nuevos y sacar los viejos, puede contratar un servicio de portes que trate cuidadosamente el mobiliario.

Las mudanzas implican más trabajo: clasificación, embalaje, carga, montaje, mantas, etc. Y en ocasiones es necesario adicionar grúas, elevadores u otros extras que hagan más fácil el proceso.

Portes y mudanzas los puedes encontrar en una misma empresa; el precio de cada uno, así como las especificaciones en cuanto al traslado es lo que establece sus características.

Ventajas de contratar una empresa de mudanzas

Ambos coinciden en que la flota de vehículos para cualquiera que sea el caso, tiene que ser la más adecuada, igual que la maquinaria, herramientas, material y personal que se encargará de manipular el mobiliario o enseres.

Ciertamente no es obligatorio pagar a una empresa para que se ocupe de los portes y mudanzas, podemos hacerlo nosotros mismos. Pero existe una ventaja de dejar la tarea en manos expertas.

Se trata de apostar a una inversión que implica menos horas hombres para nosotros y, en consecuencia, menos agotamiento físico, aunque lo que corresponda trasladar sean cuatro muebles.

Además, a diferencia de los negocios de mudanzas, los clientes normalmente no disponen de los materiales y equipos que hacen falta en el proceso de cambio de vivienda; resultaría más costoso porque tendríamos que gastar comprado o alquilando ciertos implementos que simplificarán el transporte de los objetos.

No hay que fijarse solo en el precio

La idea de pagar por portes y mudanzas es que se lleve a cabo en el menor tiempo posible, gastando lo menos que se pueda y sin incidencias.

Es fundamental que el cliente esté pendiente de la empresa que contratará, pues hay servicios autónomos o pequeños no registrados que ofrecen precios más baratos, sobre todo cuando de portes se trata.

Pero no disponen de garantías, medios o abren canales de reclamación a sus clientes, poniendo en riesgo el gasto y las pertenencias a trasladar.

Esta alternativa muchas veces es preferida por el coste, aunque es un error fijarse únicamente en este porque al final pudieran suscitarse roturas, pérdidas, robos y otros hechos que molesten al usuario.

Mudanzas Nacionales

Mudanzas nacionales

Indudablemente las mudanzas nacionales son más baratas que las internacionales. Existen empresas con servicios bastante completos por precios realmente competitivos. Pero para que el proceso sea exitoso de principio a fin, es necesaria la planificación.

Este punto es lo que hará la diferencia entre un trasteo costoso y uno más económico, así que si está entre tus planes mudarte próximamente, no esperes la semana antes para coordinar el cambio, especialmente si este implica la movilización a otra región del país.

Las mudanzas nacionales suelen prepararse con mucha antelación, hablamos mínimo de seis meses. Desde el momento que se toma la decisión, comienza la organización para hacerlo lo menos engorroso posible.

¿Qué debo tomar en cuenta? Por lo menos los siguientes aspectos.

Consideraciones para mudanzas nacionales

  • Busca una empresa con experiencia. No es cuestión de decantarse por precios bajos. Para este tipo de diligencias la compañía debe disponer de recursos indispensables en la movilización de pertenencias. Verificar las opiniones de otros clientes, es de gran ayuda.
  • Revisa los requisitos del sitio destino. Una vez que adquieres la nueva propiedad, hay que informarse sobre las normas o regulaciones de la zona destino; es posible que requieran documentación en los peajes, permisos para aparcar o cualquier otro papel a coordinar con la empresa de mudanzas.
  • Blíndate con el seguro. Son muchos kilómetros a recorrer, trayecto en el que las pertenencias viajan en un camión. Para que te sientas tranquilo y los objetos viajen respaldados, procura que el contrato incluya seguro. Solicita que te envíen una copia del documento antes del viaje.
  • Realiza un inventario. Generalmente los artículos van solos en el camión. Ya en el destino los recibes o probablemente llegues un poco después; entonces ten a mano un inventario para cotejar las cajas salieron y las que arriban al nuevo inmueble.
  • Designa a quien lleve plantas y animales. No todas las empresas de mudanzas asumen esta responsabilidad, así que consigue quien traslade tus plantas y mascotas o encárgate de ello. No olvides que al ser viajes largos, necesitan atención.

Precio de un traslado nacional

Mover las cosas de tu casa a otra región se calcula según el volumen de la mudanza por metros cúbicos, la distancia a recorrer y los servicios extras. Cada empresa plantea sus tarifas, por eso lo mejor es consultar varios presupuestos.

Lo bueno de contratar profesionales es que el proceso se ejecuta sin errores, en un tiempo reducido y ahorrando desgaste físico.