Guardamuebles y Mudanzas

Los guardamuebles y las mudanzas

¿Cuántas cosas tenemos en casa y no lo sabemos? Normalmente estos objetos “fantasmas” aparecen durante limpiezas profundas o cuando preparamos todo para cambiarnos de domicilio. ¿Qué hacer con ellos? Si no deseas, no tienes por qué regalarlos o deshacerte de ellos, soluciona contratando los servicios de un guardamuebles.

Esta es una posibilidad de la que disponen las empresas dedicadas a mudanzas. Funciona también para compañías o pequeñas oficinas, que necesitan guardar mobiliario durante tiempo indefinido y hallan en la renta de estos almacenes la alternativa ideal.

En el caso específico de las mudanzas, a veces no está completo el trámite para recibir la nueva casa o la vivienda requiere de obras que no están listas, entonces toca acopiar los enseres y mobiliario en general hasta que se solucionen los percances.

Es ahí cuando entran en juego los guardamuebles, que consisten en miles de metros cuadrados con locales acondicionados para almacenar cualquier clase de objetos.

Beneficios de los almacenes

En el caso de guardamuebles y mudanzas el beneficio principal es que no estamos obligados a deshacernos de nuestras pertenencias; por el contrario, pagamos para que ocupen un espacio fuera de nuestra propiedad y podemos buscarlos cuando sea necesario.

El cliente demanda que el guardamuebles sea de confianza y a precios  que pueda pagar.

No todos están dispuestos a dejar sus enseres en manos de terceros, pero una empresa con experiencia que ofrezca trato personalizado y mantenga constante comunicación con el usuario, es una buena señal para depositar los objetos.

La tranquilidad de contratar un guardamuebles

La combinación guardamuebles y mudanzas ha dado resultados positivos a los negocios de este campo, en cuanto a que si el traslado será por partes pero ya el cliente le toca desocupar la vivienda, tiene el chance de rentar un almacén.

También para proteger sus bienes durante obras de corta duración o simplemente dejarlos en tales sitios para retirarlos cuando decidan utilizarlos.

En este último escenario la ubicación de los locales es sumamente importante, porque facilitará el desplazamiento. La capacidad influye en la selección del sitio e incide en el precio. Lo correcto es que todas las empresas de guardamuebles y mudanzas garanticen la seguridad de las pertenencias.

La tranquilidad del contratante está dada por el seguro del que dispondrá para el reclamo de sus pertenencias, así como el inventario que firman los involucrados en el negocio para que al final no falte nada y tampoco se haya dañado alguno de los artículos.