Mudanzas Zaragoza

Mudanzas Zaragoza

¿Cómo identificar si una empresa de mudanzas es legal o pirata? Es una inquietud que ronda cuando toca contratar a una compañía para trasladar muebles dentro o fuera de una región.

La legalidad es lo que avala un servicio correcto y la posibilidad de plantear un reclamo o exigir compensaciones si fuese necesario.

Cuando optamos por “organizaciones” sin ningún tipo de registro, corremos el riesgo de perder pertenencias o que se desentiendan si en el trayecto ocurre algún incidente.

Los profesionales de mudanzas-zaragoza.com cumplen cabalmente con los requisitos para presentarse como una empresa legalmente constituida, con buena reputación y distinguida del resto, pues así lo refieren sus mejores publicistas: los clientes.

Así trabaja una buena empresa de mudanza

Hay aspectos básicos para que estos negocios generan confianza. Uno de ellos es la presencia en internet. Las páginas web que detallan, además de lo que ofrecen, dirección, teléfonos y cualquier otra forma de contacto, así como las opiniones de los clientes, reflejan seriedad.

Mudanzas Zaragoza también sugiere prestar atención al presupuesto y cómo lo arman. Un proveedor que diga cuánto cobrará sin visitar el sitio y mucho menos saber la cantidad de objetos a movilizar, no es de fiar.

Lo adecuado es que vaya hasta el lugar donde están los muebles y verifique cuáles son, constate si es casa o edificio, si se ocupará del embalaje y otros factores que cruciales para ofrecer un presupuesto lo más apegado a la realidad, así evitará sorpresas al contratante y el negocio cerrará en buenos términos.

Descarte las compañías piratas

Actualmente sobran las compañías que ayudan a mudarse, aligerando las cargas al cliente; precisamente el auge de este tipo de empresas dio paso a algunas ilegales que plantean tarifas más económicas como enganche.

El problema es que incumplen normas, los trabajadores no son expertos, evaden impuestos, ponen en riesgo sus pertenencias y eluden el derecho a reclamar, generando que el ahorro de unos cuantos euros al final resulte más caro.

Mudanzas Zaragoza exhorta a estar pendientes de estas empresas que, generalmente, carecen de anuncios formales colgando los que tienen en postes, paredes o mobiliario urbano; tampoco desglosan presupuestos y prefieren calcular precios sin siquiera ver el volumen de carga o cuánto trayecto recorrerán.

Los “piratas” de las mudanzas tampoco cuentan con vehículos ni herramientas que garanticen el buen traslado de sus cosas y se dedican a otras actividades en paralelo. Esté atento y no caiga en sus redes.